22 septiembre 2005

Buffy The Vampire Slayer

Llevaba meses oyendo y leyendo que Buffy Cazavampiros era una serie de culto y que tenía mucha más profundidad de la que su nombre parecía ocultar. Sin embargo, a pesar de todas las recomendaciones orales y redactadas, no terminaba por darle una oportunidad a un capitulo o dos. Supongo que el escepticismo ante la serie es natural, ya que lo he visto en otras personas además de mí: “Buffy…Cazavampiros, ¿Cómo puede ser buena una serie que tiene el mal gusto de llamarse así?”. Al fin, este verano, con aquello de que el ocio aumenta y el trabajo disminuye (aunque en mi caso no debería haber sido así, porque tenía que estudiar kilos de papel impreso y garabateado a boli), vi un capítulo, concretamente el último de la última temporada. No era una buena forma de empezar, claro, pero un diálogo que remitía al mítico “Te quiero”-“Lo se” del Imperio Contraataca, me puso en guardia y me convenció de que la serie merecía más oportunidades. El dialogo era “Te quiero”- “No es verdad, pero gracias por decirlo de todos modos” y el momento y la interpretación me parecieron tan sumamente geniales que decidí que merecía la pena dedicarle tiempo a esta serie. Y aunque no he visto la serie entera, ya puedo comentarla en términos generales. Más adelante, si me encuentro especialmente inspirado, reseñaré los capítulos que más me han gustado. De momento, empezaré por hablar sobre el concepto original:

Todos hemos visto alguna vez la típica escena de película de terror de bajo presupuesto en la que una chica camina sola, de noche, por las calles de algún lugar, y entonces aparece el monstruo, asesino o lo-que-sea y se oye un grito aterrador. Si no habéis visto este tipo de cosas a menudo, os falta frikismo, pero sabed que hay gente que sí y que, bueno, tenéis mejor gusto que otros a la hora de ver películas. El caso es que Joss Whedon, el creador de la serie, había visto esa escena miles de veces y estaba harto. Quería que llegase un día en que la chica solitaria que caminaba por la calle y se encontraba monstruos se diese la vuelta y le patease el culo a su asaltante. Y de esta idea tan trivial (y del fracaso que supuso la película original de Buffy) surgió la idea de hacer una serie feminista en la que la protagonista pudiese patear culos monstruosos por todas las chicas que no habían podido. Es verdad que se puede pensar que la imagen de ver día sí y día también a una chica golpeando vampiros no da en principio para mucho, pero también es cierto que la serie pronto superó y amplió el formato de un monstruo cada semana, relegando al “ass-kicking” a una posición secundaria.

Buffy tiene sus raíces más profundas en el cine de terror de serie Z, los cómics americanos de superhéroes y, en definitiva, en el mundo de la cultura pop. Son frecuentes las alusiones a los Vengadores, Superman, Spiderman, Batman y demás personajes; haciéndose además renovaciones de diferentes mitos clásicos del mundo del terror en su versión más pop, “kitsch” o quizá más absurda, convirtiendo, por ejemplo, al monstruo de Frankenstein en un ex-jugador del equipo de Rugby del instituto o revisitando la historia del monstruo de la laguna negra en forma de estudiantes del equipo de natación con problemas de dopping.

Los diferentes capítulos de la serie oscilan entre la chorrada insustancial, el humor fino e inteligente, el drama más lacrimógeno, la épica más espectacular y la experimentación más desenfrenada. Oscila, en definitiva, entre lo bueno y lo mejor, siendo sus peores capítulos al menos entretenidos y los mejores al menos magistrales. No resultaría extraño que historias como Passion, Becoming, Earshot, Graduation Day, Hush, Restless, The Body o la espectacular Once More...With Feeling se hubieran convertido ya en referentes de la historia televisiva (al menos de la americana, porque no creo que aquí llevemos mucha cuenta de ese tipo de “historia”).



Angel: Smile Time


La serie, además, es consciente de su naturaleza y del medio en que se desenvuelven sus historias y, por tanto, es capaz de no tomarse en serio a sí misma (no hay tabús sexuales o chistes impronunciables, y no hay impedimento en hacer capítulos mudos o musicales, incluso hay un episodio de psicoanálisis freudiano llevado a cabo por un vampiro en Conversations With Dead People).Los guionistas, con Whedon en primera línea, saben que la serie tiene fecha de caducidad, que no estará ahí siempre, y que llegado un momento habrá que apagar las luces y dejar las sillas encima de las mesas. Es por eso que no tienen miedo al cambio y la serie avanza constantemente en una evolución imparable, las historias se interconectan, los giros argumentales son sorprendentes y los puntos de inflexión que marcan el cambio de status quo son el menú del día; los personajes avanzan, retroceden, cambian, entran, salen, mueren y las concesiones al "happy ending" son escasas. Los que siguen la serie desde el principio ven día a día como el tono de las historias no deja de variar, y que lo que empieza como “Sensación de Vivir” con vampiros, demonios y chicas con superpoderes y estacas puntiagudas pronto se revela como la historia de la vida, en la que todos nos vemos reflejados en algún momento cuando comprobamos que esos personajes somos en el fondo nosotros mismos, que todos hemos vivido alguno de esos momentos y hemos experimentado los mismos miedos e inseguridades. La serie, en definitiva, relata el viaje de la adolescencia a la madurez, pasando por el instituto, la universidad, los primeros trabajos basura, el asentamiento laboral, la pérdida de seres queridos y el encuentro de otros nuevos, sin olvidarse nunca de combinar la verosimilitud de todo eso con…..bueno, con estacas llamadas “Mr. Pointy”, y vampiros que comen cereales, y demonios que juegan al poker de gatitos, y apocalipsis provocados por Pitufos gigantes, y dioses travestis, etc…

Mención aparte merecen los actores, que en su versión española quedan menguados y estropeados por un doblaje que no hace justicia a sus interpretaciones. En su versión original gente como Sarah Michelle Gellar, Anthony S. Head o, sobre todo, James Marsters se revelan como grandes actores de enorme versatilidad. Un detalle que a mí encanta y que en castellano no se aprecia es el hecho de que, siendo americano, James Marsters da vida a un personaje inglés imitando el acento británico de forma tan acertada que se hace muy difícil de distinguir del auténtico. No obstante, el doblaje en castellano es bastante plano, dejando además una enorme cantidad de frases sin pronunciar y con un balbuceo irritante que sólo se explica por aquello de la sincronización labial. Además, hay muchas situaciones en que la traducción de algún diálogo es errónea o imposible, quitándole todo el sentido a las frases pronunciadas. Es cierto, y eso hay que reconocerlo, que la traducción no podía dar mas de sí en muchos casos, puesto que la serie cuenta con una jerga propia bastante intraducible, además de juegos de palabras que no tienen el mismo significado en castellano (me parece especialmente ingeniosa la utilización del verbo slay en muchos chistes, que pierden la gracia al usar matar, cazar o asesinar, que por otra parte son traducciones correctas, pero ineficaces para transmitir el mensaje).

En resumen, Buffy es una serie extraordinaria, que no voy a clasificar como la mejor de la historia porque no soy un gran fan de la televisión y no he visto suficientes series como para poder comparar. Lo que sí me atrevo a decir, y esto viene a resumir todo lo escrito anteriormente, es que es la mejor serie de televisión que he podido ver en mis veinte años de vida, con diferencia y sin ninguna duda.

14 julio 2005

Derecho y Moral

Este es el inicio de lo que espero sea una breve serie de posts con algunas consideraciones sobre le Derecho y la moral. Es algo que llevo escribiendo algunos días y que me esta costando bastante terminar. Sobre todo porque son cuestiones algo duras que intento plantear sin utilizar mucha jerga y, aun así, siguen siendo demasiado densas en algunas ocasiones. Se trata, en definitiva, de un intento pseudo-divulgativo de un tema que yo tampoco controlo demasiado, pero que quizá pueda dar lugar a un pequeño debate más tarde en los comments.

Para empezar desde el principio es necesario precisar la idea de Derecho. Es una noción con la que todos convivimos y de la que todo el mundo tiene una idea, pero que pocos pueden definir con precisión (bueno, pocos no, hay miles de estudiantes de Derecho que pueden hacerlo, yo entre ellos…), Básicamente, podemos hablar del Derecho como una técnica de organización social, o más concretamente, un sistema complejo de normas explícitas, algunas primarias y otras secundarias, que se ocupan de regular la conducta externa del hombre en sociedad. Además, el cumplimiento de estas normas podrá ser exigido coactivamente, esto es, serán preceptivas. Sin embargo, esto puede sonar a definición teórica sin más, y puede que no aclare el concepto de una forma suficientemente clara. Por ejemplo, ¿A qué me refiero con sistema complejo de normas primarias y secundarias? Pues se trata, simplemente, de recalcar una faceta pluridimensional del Derecho, en tanto existen normas de mandato o prohibición (primarias) que orientan la conducta de los miembros de la sociedad, como por ejemplo con el deber de socorro o la prohibición de superar un límite de velocidad al volante, y normas de segundo grado, de aplicación y reforzamiento, normas sobre normas que intentan reforzar las expectativas de cumplimiento de las normas primarias o remediar la ineficacia coyuntural de las mismas. Además poseen una función legitimadora en el sentido de que establecen quienes son los individuos que pueden disponer del poder coercitivo del Derecho o las consecuencias jurídicas que puedan derivarse de la inobservancia de una norma. En resumen, las normas primarias determinan un comportamiento obligatorio y las de segundo grado apoyan a las primeras dotando al sistema de seguridad, flexibilidad y coercibilidad.

Sobre lo anterior cabe apuntar algunas cosas: que el poder efectivo que crea, aplica e impone el Derecho ve legitimada su actividad de forma reflexiva, es decir, al exigirse el apoyo de normas de segundo grado para otorgar validez a una norma jurídica, la legitimidad de la obligación jurídica esta investida por las propias formas de la legalidad. De forma más sencilla, la aceptación generalizada de las normas de reconocimiento básicas de un sistema conlleva la aceptación de todas las normas del sistema jurídico. Por tanto, el hecho de elaborar una norma siguiendo el procedimiento establecido en una norma de producción (de segundo grado) implica que la norma nueva es legítima, en tanto ha sido creada siguiendo lo dispuesto por una norma reconocida como válida, que a su vez lo es porque otra le otorga validez. Así, podríamos concluir que el hecho de que el sistema sea así es precisamente lo que legitima que sea así…. Lógicamente existiría una supralegitimación que justificaría que las cosas fuesen así en primer término, pero eso es otro tema más complejo (se nos amontonan las legitimaciones) que ya os contaré otro día.

De momento lo dejo aquí, mañana hablaré de las obligaciones morales.

Dream Team

Frank Miller Y Jim Lee vuelven a escribir y dibujar Batman para contar el segundo año de carrera del personaje, la historia tiene una duración indefinida en un principio (yo calculo que 8 o 9 números) y la expectativa de ver a estos dos monstruos juntos ha causado un gran revuelo en el mundillo. Después de leerme el primer número, el resultado es....bueno, digamos que de momento me reservo el pronóstico para más adelante. Seguro que es un éxito de ventas, aunque a la vista de algunas cosas que me han dejado descolocado no puedo decir que esté seguro de por donde van los tiros. De todas formas, lo que no me queda más remedio que admitir es que de momento la historia promete....BASTANTE.



En otro orden de cosas, ayer me compré el último disco de Bruce Dickinson en solitario: Tyranny of Souls... y me encantó, es una delicia escuchar cantar a este hombre, es más, da la sensación de que tiene mejor voz ahora que cuando tenía veinte años, sólo hay que escuchar la canción Navigate The Seas Of The Sun para darse cuenta de lo que hablo. Eso sí, la composición de casi todas las canciones me pareció un poco simplota, casi diseñadas para el lucimiento del vocalista, pero no deja de ser un fallo menor en un discazo como la copa de un pino. Ahora solo queda esperar que el próximo disco de la Doncella de Hierro esté a la altura de los trabajos en solitario del cantante del grupo.... ¡Qué ganas tengo ya de que se decidan a sacarlo!

12 julio 2005

El Fin de las Vacaciones

Ya estoy de vuelta en Zaragoza, listo para pelarme los codos estudiando el resto del verano. A partir de ahora volveré a postear con cierta, relativa, regularidad. Eso sí, hoy termino aquí, que no me encuentro especialmente inspirado para postear. De todos modos, aquí os dejo un link con algunas divagaciones sobre el arte para que mateis vuestro tiempo filosofando......

05 julio 2005

De la Ley D´Hont o de la Importancia de los Partidos Menos Votados

“¿Cómo es eso de que el partido mas votado no gobierne?”

En realidad no es algo muy complicado y, concretamente en España, es una solución que se da mucho últimamente. Pero primero, si quiero explicarme en condiciones es mejor que defina los términos que luego voy a manejar:

Circunscripciones electorales: son las divisiones electorales del territorio, esto es, zonas en las que un número concreto de electores ejercen su derecho al voto para elegir una cierta cantidad de representantes. Esta división se suele hacer atendiendo a un criterio geográfico, creando circunscripciones que se correspondan con las divisiones políticas del territorio, es decir, con las diferentes provincias que forman cada Comunidad Autónoma.

Una vez emitidos los votos se comienza con el escrutinio de los mismos, aplicando una fórmula que se conoce como Ley de D`Hont, y que consiste en dividir el número de votos conseguidos por cada partido por la serie de números cardinales hasta llegar al número total de escaños a repartir, asignando los escaños a los cocientes mayores.

Imaginemos, por ejemplo, que se ha emitido un total de 400000 votos válidos en una circunscripción, y que el total de representantes a elegir es ocho, esto es, ocho escaños, entre 7 partidos (A, B, C,….). La Ley D´Hont se aplicaría así:

Votos/1

Votos/2

Votos/3

Votos/4

Votos/4

Votos/5

A

168000

84000

56000

42000

36600

28000

B

104000

52000

34466

26000

20800

17333

C

72000

36000

24000

18000

14400

12000

D

64000

32000

21333

16000

12800

10666

E

40000

20000

13333

10000

8000

6666

F

32000

16000

10666

8000

6400

5333

El reparto de escaños posibilita que haya una importante representatividad de partidos minoritarios que otros sistemas no contemplan. Esta representatividad es una cuestión muy importante, ya que los partidos mayoritarios no pueden gobernar obviándola a menos que cuenten con una mayoría absoluta.

Las asambleas parlamentarias toman sus decisiones mediante un sistema de mayorías. Por tanto, en un hemiciclo de 75 escaños, no gobernaría necesariamente el partido más votado, sino los grupos que pudieran ponerse de acuerdo en sus votaciones. Así, si un partido contase con 30 escaños, otro con 20, uno más con 15 y el último con 10, pero el partido más votado no tuviese apoyos parlamentarios de ningún otro partido y el segundo más votado tuviese el apoyo del que tiene 15 escaños, formaría gobierno el partido de 20, ya que las decisiones que tomase tendrían ciertas garantías se salir adelante y no podrían ser vetadas por los votos negativos o abstenciones del resto de la cámara salvo en los casos en que se tuviesen que tomar decisiones por mayorías superiores a la simple.

Finalmente, lo que ha sucedido en Galicia es que, aunque el Partido Popular tiene en su haber ser el partido más votado, ocurre que ningún grupo le apoya, por lo que todas sus decisiones estarían limitadas por la necesidad de un voto más (el escaño que les falta) para salir adelante, pudiendo ser frenadas o cortadas de raíz fácilmente por la decisión negativa del Partido Socialista de Galicia y el Bloque Nacionalista Gallego. Es por eso que, en definitiva, es más estable y viable un gobierno de coalición PSdG/BNG que un gobierno aislado e incapacitado del partido más votado.

04 julio 2005

I Walk Beside You

Sigo queriendo escribir un comentario sobre el último disco de Dream Theater, Octavarium. El problema es el de siempre, por ahora no me apetece. Sin embargo, no quiero dejar pasar la oportunidad de escribiros la letra de una de las canciones del disco, es una canción preciosa de la que ando "enamorado" últimamente y con la que me siento identificado completamente:

There’s a story in your eyes

I can see the hurt behind your smile

For every sign I recognize

Another one escapes me


Let me know what plagues your mind

Let me be the one who knows you best

Be the one to hold you up

When you feel like you’re sinking


Tell me once again

What’s beneath the pain you’re feeling

Don’t abandon me

Or think you can’t be saved


Chorus:

I walk beside you

Wherever you are

Whatever it takes

No matter how far

Through all that may come

And all that may go

I walk beside you

I walk beside you


Summon up your ghosts for me

Rest your tired thoughts upon my hands

Step inside this sacred place

Where all your dreams seem broken


Resonate inside this temple

Let me be the one who understands

Be the one to carry you

When you can walk no further


Tell me once again

What’s below the surface bleeding

If you’ve lost your way

I will take you in


(Chorus)


When everything is wrong

When hopelessness surrounds you

The sun will rise again

The tide you swim again

Will carry you back home

So don’t give up

Don’t give in


(Chorus)




Si no os parece preciosa es por una sencilla razón..............no sabéis inglés

Los Niños Los Disfrutan, Los Adultos....También



Acojonado ando desde que he visto los últimos cinco capitulo de la tercera temporada de la Liga de la Justicia en su versión animada (en dibujitos). Sé que es una serie concebida para que la vean los niños, pero no deja de impresionarme por ello. En un momento en que la producción de dibujos pasa necesariamente por la subsunción de argumentos planos, simples o directamente estúpidos como parte esencial y necesaria de un producto dedicado a mentes infantiles, resulta refrescante encontrar una serie que, lejos de tratar a los niños como tontos, les otorga guiones fascinantes y diálogos brillantes en un dinámico collage de personajes que vienen y van, formando un vasto universo lleno de posibilidades a explorar. El resultado es una sensación constante de maravilla y asombro cuando el espectador, al ver cada capitulo, se ve absoluta y completamente incapaz de predecir qué va a ocurrir dentro de un minuto, pues la variedad temática y los giros argumentales sorprendentes están a la orden del día. No resulta raro, por ejemplo, que lo que empieza como una historia de conspiraciones gubernamentales y agentes corruptos infiltrados acabe en una confrontación mágica entre Fausto y Plutón librada en las mismísimas entrañas del Tártaro, ni siquiera que un desafortunado incidente con Circe acabe en un episodio musical que, de hecho, se ha convertido en uno de mis favoritos. Western, fantasía medieval, historias policíacas, ciencia ficción, drama, space opera, aventuras superheroicas de la vieja escuela, musicales, humor…..cualquier cosa tiene cabida en esta serie con la que todos los que la vemos hemos aprendido a esperar siempre lo inesperado.

La animación en sí también merece una mención aparte, y es que aunque el dibujo de trazo simple y línea clara característico de Bruce Timm no aporte mucha flexibilidad al movimiento de los personajes les dota de una apariencia única y característica, reconocible a simple vista, dándoles además un dinamismo casi explosivo a la hora de moverse que hace que cualquier escena, tanto las más calmadas como las de acción más desenfrenada, lleven consigo una carga emocional que siempre consigue implicar al espectador. Esa sobresaliente animación, junto con una soberbia banda sonora, han conseguido que no pocas veces diese saltos de emoción en mi asiento con cada capítulo.

Por otra parte, también aprecio el verdadero cariño con el que se trata a unos personajes que supongo habrán acompañado a los guionistas durante tanto tiempo como a mí. Se nota en la excelente caracterización con la que se perfila la personalidad de todos y cada uno de los centenares de personajes que pueblan la serie, dotándoles de un carisma innegable y dándoles esa capacidad que pocos entes de ficción poseen en mi subjetividad, la de guardarse un pequeño hueco en mi corazón, de esos que en el futuro darán lugar a la nostalgia de tantos y tan buenos ratos pasados junto a ellos, viviendo sus aventuras y sufriendo con sus problemas.

Sé que a veces parezco demasiado entusiasta con las cosas que me gustan, pero para mí, es sencillamente extraordinario el modo en que han confluido todas las subtramas de esta temporada y las anteriores, tejiendo una intrincada madeja de argumentos que entrelazan incluso cabos sueltos que ignoraba que existían (es decir, historias que en su momento pensé que quedaban completamente cerradas y de las que ahora se extraen conclusiones que ahora me dejan atónito). Desde la lobotomización de Juicio Final al final de la 2º temporada a la campaña de Lex Luthor a la presidencia, pasando por la creación del Escuadrón Suicida, la invasión Thanagariana, la creación del ejercito gubernamental y la clonación de Kara Jor-El, todo ello y mucho más cobra sentido en la formación del tapiz del que, por otra parte, nos advertía The Question en uno de los capítulos más delirantes de esta temporada.

En definitiva, sé que no me haréis caso, y sé que no he hablado de la serie lo suficiente como para que os sintáis atraídos por ella (no era ese mi objetivo, de todos modos), pero si alguna vez tenéis oportunidad de ver uno o dos capítulos, no lo dudéis, estaréis frente a una de las mejores series de animación que un servidor ha tenido la suerte de disfrutar.

03 julio 2005

Apuntes Dispersos

1º.- Empanadas mediante, Fraga ha perdido las elecciones gallegas. Se queda, no obstante, como el líder del partido más votado, a un simple escaño de la mayoría absoluta. Da que pensar, o al menos debería, el hecho de que necesitara una mayoría absoluta para gobernar; no contar con ningún apoyo, ningún partido dispuesto a formar coaliciones, es bastante triste. Algo falla, y creo que todos nos damos cuenta, los radicalismos rara vez encuentran el apoyo mayoritario de la población. Los líderes del PP deberían saberlo, y si quieren triunfar en política deberían empezar por "centrarse".

2º.- Me alegré mucho de que se aprobase finalmente la reforma del Código Civil para permitir el matrimonio homosexual y de ver la respuesta que tuvo en las calles. Finalmente los que estaban en contra eran cuatro gatos y, en días así, es una alegría vivir aquí. Pasito a paso vamos avanzando en el terreno de la igualdad....... debería haber descorchado champán por ello.

3º.- Tengo pendiente escribir un montón de cosas, desde por qué el derecho no persigue la justicia, hasta la explicación de la existencia de las empresas. Intentaré terminar con ello cuando vuelva de Teruel, pero no creo que escriba ningún post mientras tanto.

26 junio 2005

Bat-Poster



MHAHAHAHAHA, IMAGEN EN EL BLOG AL CANTO!!!

Perder el Tiempo....

.....es lo que hago cada vez que me quedo solo. Tenía un montón de ganas de que mis padres se fueran a Jaca y me dejaran la casa a mi libre disposición, incluso tenía pensadas mil y una cosas que hacer (entre ellas estudiar). Pero no, resulta que aprovecho mi total libertad para vaguear hasta extremos insospechados, no sólo dejando sin hacer mis planes, sino también las cosas que hago normalmente. No exagero si digo que ayer fue el día más aburrido de mi vida, sin hablar con nadie ni hacer nada de provecho... En fin, menos mal que las vacaciones están cercanas en el horizonte y queda poco para que abandone la vida de monje estudiante de clausura.

Finalmente, el colmo de la vagancia estrafalaria, es que hoy tenía pensado escribir un comentario sobre el último disco de Dream Theater, pero no me apetece....y en su lugar escribo un post casi igual de largo pero con mucho menos fundamento. Me despido con una descripción muy visual de la imagen mental que se forma en mi cerebro cada vez que escucho el Octavarium (el disco), que es:

Imaginad a un tipo cualquiera lamiendo una pila alcalina.
Y ya está, eso es a grandes rasgos lo que pienso del disco. Raro, ¿no? Bueno, ya lo desarrollaré en un momento de mayor actividad cerebral, mientras tanto, a ver si consigo estudiar un poco..